Emma Sánchez Miranda lleva más de diez años trabajando como Interiorista en diferentes ámbitos: viviendas, locales comerciales, hoteles y oficinas. Interiorista, decoradora y amante de su profesión, su reto personal ha sido crear un diseño de interiores asequible a las demandas actuales, basándose en las necesidades, preferencias, plazos y presupuesto de cada cliente. Su mayor objetivo es ayudar al cliente a entender sus necesidades particulares y en consecuencia crear o transformar el espacio al bienestar de quien lo habita con criterios estéticos y funcionales. Creó su propia marca y estudio junto a tres arquitectos, Roberto Portugués, Borja Sánchez y Laura Bellido